El último tango porteño

El lunes subí a la Boca( también conocido como La Bombonera) allí está Caminito, la famosa calle del tango de Gardel con su magia, a pesar de ser sólo dos calles. Caminito se orienta mucho al turista, así que aproveché para cerrar el capítulo regalos.

Dice Gardel en su tango con voz desgarrada ” Caminito que todas las tardes feliz recorría cantando mi amor ,no le digas si vuelve a pasar que mi llanto su suelo regó”. Estoy segura que Caminito le guardó su secreto a Gardel y a otros tantos que seguro lo regaron con su llanto. Porque a pesar de sus calles de colores en Caminito se respira nostalgia y melancolía.

Saqué el mapa y miré que me quedaba por ver, no era mucho así que decidí empezar las despedidas. Escribí a Isa  y quedamos en su casa, como ya os conté soy un horror mirando mapas así que tardé un poco en encontrar su casa pero llegué. Nos tomamos un café y a pesar de no conocernos demasiado con Isa siempre tengo una sensación agradable, me cae muy bien es de esa gente que te transmite buenas vibraciones. Al ver las bombillas de mate la obligué a prepararme uno, no podía irme sin probarlo. La bebida no me gustó demasiado, pero me gusta mucho el concepto del mate. Si el café supone charlar, el mate significa compartir y por eso se usa la misma bombilla y el mismo sorbito porque es la representación de este concepto. Aquella charla tuvo mucho de poner en común y compartir así que lo suyo era acabarla con aquel matecito, no se me ocurría mejor manera de despedirme de ella. Llegó Edu y aproveché también para despedirme de él y emplazarlos a Madrid en Diciembre.

Tomé un colectivo y me dirigí a la Cholita, un sitio de parrilla, muy barato y cuya parrilla recuerdan aún mis papilas gustativas. En la Cholita me esperaba otra despedida: la de Ana, Clara y Vero. Era la segunda vez que visitaba la cholita, la primera vez fue con unas compañeras de trabajo de Inés. Descubrimos que había unas pinturas de colores en la mesa para pintar el mantel(que la anterior vez no vimos). Con ellas Inés y Ana hicieron figurar en mi sitio el siguiente mensaje: ” Aquí cenó Vir. Spanish cogesian here “ (con unas flechas que me señalaban). Para los que no lo saben en Argentina coger significa follar. Clara me quitó mi mapa de metro de Madrid para su viaje en noviembre y la entendí porque quizá un mes antes yo hubiera hecho algo parecido con un mapa del subte * de Buenos Aires. A Ana y a Clara las emplazo en Madrid en noviembre, y prometo llevarlas a comer cocido ( no fuimos pero bailamos juntas Alcides y Violeta :D). A Vero la digo de corazón que la espero en Madrid en breve.

DSC_0479Me quedaba Puerto Madero y pensé que podría ser el miércoles pero otro tango y la voz de un granadino al que adoro ( Sr. Vida segunda mención en mi blog, batiendo récord) cuando se despidió de mí el día antes de viajar; me llevaron a la Avd Corrientes decidida a encontrar el 348. Sobre  el número una placa gigante pero ahora  son las puertas de un garaje, aún así hice la foto y pensé en las historias de aquel segundo piso que decía el tango. En algún momento me sentaré con Joaquín, solo por el placer de ejercitar mi creatividad, y le pediré que haga alguna obra de teatro sobre alguna historia inventada o no, de aquel 348…( nos animamos Sr. Vida?)

DSC_0496 El jueves daría una vuelta de despedida y sin darme cuenta llegué al mismo lugar    que el primer día, el parque de las Naciones Unidas al lado de la Facultad de Derecho. Me senté en el mismo banco que el primer día frente a la flor de hojalata. Una noticia regular por whatsap me llevó a comer al mismo sitio que el primer día ( tenía buena wifi), me tenía que volver para preparar la maleta pero era jueves,mi último día en aquella ciudad era jueves y lo reconozco soy una sentimental , no pude evitar acercarme a Plaza Mayo. En Argentina el movimiento de las Madres de Mayo se ha deteriorado tanto que ya no empatiza con la sociedad porque está demasiado asociado, con política y dinero. Les entiendo, los movimientos interesantes en cuanto les pones plata** de por medio dejan de ser interesantes. Pero soy una sentimental absoluta y aún sigo creyendo en la utopía, las viejas luchas, el no pasarán así que mi viaje a Buenos Aires acaba allí en Plaza de Mayo un jueves. El mismo sitio donde empezó… de fondo la Casa Rosada.

Yo avanzo hacia el subte* con la canción de Alejandro Sanz sonando en mi cabeza y pensando en que pena no tener wifi para descargarla y poderla escuchar. Recordé que decía algo así como “tiene Buenos Aires que sé yo un poema escrito…que tengo porteño el corazón” Entonces, y no es poético aunque lo parezca, giré la la cabeza antes de cruzar al subte* y comenzó a llover. Me gusta pensar que quizá esa ciudad llora mi partida (suena demasiado pretencioso y parecería porteña :P). Pero la última imagen de la Casa rosada fue con lluvia, de la Plaza de Mayo fue con lluvia así que en mi Café de los Recuerdos…Buenos Aires se despide llorando…

DSC_0488

*subte: metro

**plata: dinero

Un tigre sin luz

El sábado por la mañana teníamos previsión de ver el Delta del Tigre ( a 50 min de BAires) pero esa mañana nos levantamos sin luz. Yo pensé que sería cosa de un rato y no me preocupé demasiado. No teníamos ascensor así que cualquier gestión tendríamos que subir y bajar 11 pisos. En ese momento  se notó que Inés llevaba casi 11 meses allí porque rápidamente entendió que esto no sería una cuestión de media hora, y de hecho al rato nos quedamos también sin agua. En ese momento es, cuando creo que  entendí la alerta y le dije algo así como ” no jodas” a lo que ella con su media sonrisa maligna, que pone a veces me respondió ,”welcome to latinoamerica”

La luz y el agua no volvió hasta por la noche así que hicimos deporte subiendo y bajando escaleras y reconvertimos el plan a una quedada con Isa a ver un espectáculo de monólogos en Paseo la Plaza.

El Paseo la Plaza es un espacio cuyo concepto me encantó. Se trata de un espacio con bares y salas de teatro pequeñas en las que grupos locales actúan a precios populares. No sé muy bien como se gestiona pero permite que grupos pequeños de teatro que de otra forma no podrían hacer u ofrecer su teatro puedan hacerlo. El paseo la Plaza combina estas salas con restaurantes, en un complejo que se asemeja a un centro comercial de aquí. Nos tomamos algo con Isa y charlamos sobre Argentina, redes sociales ( en esto más bien yo preguntaba y ella contestaba) y sobre el Partido y sus problemas. Creo que en este tema, como le ha puesto distancia, tiene muchísimos análisis acertados ( pero esto da para otro post o una intervención en el Comité Regional, no lo tengo muy claro)

El domingo sí fuimos a Tigre puesto que habíamos conseguido que volviera la luz y el agua. Después,  Mercado de San Telmo y a ver a Mafalda, como dice Ismael Serrano jugando a la guerra nuclear pero a la de los turistas que la agobian, con lo feliz y tranquila que está ella sentada en su banco…

El Café de la poesía en San Telmo me trajo un licuado de durazno* exquisito, porque los licuados son otra de las delicias bonarenses. Así con esa mezcla a café, con poesía, con licuado y con sonrisa cerramos el día en uno de los llamados cafés notables de Buenos Aires, lugares con encanto que son testigos de amores y de revoluciones al mismo tiempo. Acabamos ese fin de semana de nuevo con olor a cafe, conversación y muchas reflexiones…

*durazno: melocotón

294393_10150324138736524_2053022918_n

( Robo la foto a Inés porque me parece que mis dos amigas, deben estar en este post)

Mujer, Crisis y Participación política

DSC_0465

Ese viernes tuve que madrugar y creo que por primera vez en mi vida ( y no estoy exagerando) llegué la primera.

El guardia de seguridad me comenta que los que acreditan no han llegado, me sonreí porque jamás me  ha pasado eso y le contesto que no se preocupe que me voy a tomar un café. En el parque de enfrente a la Fundación Telefónica (donde se impartía la conferencia) encuentro wifi y me pongo a whasapear con la familia de la conferenciante para contarles que allí estoy la primera dispuesta a tragarme todas las jornadas. Creo que Pilar cuando me vio no acababa de creérselo, creo que le parecía increíble que hubiera hecho “la fricada” de ir hasta allí e incluso me mencionó en su intervención. Su ponencia me gustó mucho, coincido con ella en muchas de las reflexiones y análisis sobre las mujeres, la política y el mal llamado feminismo. Con Pilar comparte mesa una senadora del Gobierno por la ciudad de Buenos Aires que nos cuenta con una intervención leída y vacía de contenido que desvía mi atención hacía otros pensamientos. Mientras, la senadora nos explica las maravillas del Gobierno dirigido por Cristina Fernández de Kirchner  me pongo a reflexionar sobre la idea de que las dos mujeres más influyentes de este país lo son por ser “la mujer de”. Esto chocaba sin duda con lo que había planteado Pilar en su intervención. Sin embargo si bien es cierto este dato curioso son dos mujeres que tienen algo especial, entendiendo la palabra especial como especialidad.

Cristina (en adelante CFK) juega a ser Eva Duarte de Perón. El mito de Eva es tan grande que visitando su museo tuve una sensación extraña, también la tuve ante su tumba. Es cierto que parece que era buena y tenía las cosas muy claras. La creación del Partido peronista femenino y su entrega a los descamisados son obvios e indiscutibles. Pero Evita y los Perón tienen un algo misterioso extraño que enturbia su imagen. Su amistad con los fascios europeos y esa extraña “jugada” de no aceptar el nombramiento a la Vicepresidencia bajo la frase “no renuncio al trabajo sino a la gloria…” me provoca ciertas reticencias y sospechas de que esto no fuera una maniobra populista o una imposición del General Perón.  Quizá hay sinceridad en sus palabras e intenta evitar, como ella misma dice en su discurso, que ninguno de sus descamisados tenga que callar. Lo que sí esta claro es que a pesar de estas tensiones el personaje tiene algo que deja impactado a cualquiera y que para los argentinos es un mito o mucho más. También, como no podía ser menos, para su presidenta CFK que como os dije juega a ser Evita. Antes de llegar a este país CFK me caía simpática, incluso con lo de YPF. Pero no hay nada mejor para conocer un dirigente que escuchar a sus dirigidos. La política entorno a la moneda y la inflación hace que los argentinos tengan la sensación que cada vez se parecen más a Cuba, y lo cierto es que tras un mes allí yo también la tengo.

CFK ha construido un discurso entorno a lo nuestro sin saber muy bien lo que es lo suyo. Por concretar, si un argentino quiere salir de su país tiene que pedir autorización para cambiar euros o dólares. El Gobierno decide si da la autorización o no , en base a criterios discrecionales.Sino consigues autorización tendrás que comprar moneda en el mercado negro y pagar por ello el importe correspondiente. Antes de dejar el país su siguiente medida era poner límite a las tarjetas para disponer en el exterior.

Muchos argentinos están pensando abrirse cuentas en Europa y empezar a ahorrar allí. El señor de la pastelería aborda a Inés uno de los días que vamos a comprar medialunas y le dice que sino le puede dar euros que tiene ganas de verlos, para ver como son nos dice. Entonces pienso, sí cada vez son más Cuba, porque cuando hace 7 años estuve en la isla nos abordaban del mismo modo.

Así que CFK monta su pequeña tacita de plata con su país, asfixiando a sus ciudadanos con su inflación y sus datos falsos pero no pasa nada porque echa mucho de menos a su Néstor, va de luto y de vez en cuando se echa unas lagrimillas por su esposo fallecido o en la huelga de subte* que vivió Buenos Aires durante 10 días nos cuenta la historia de su papá colectivero* que se levantaba por las mañanas muy temprano.  Eso debe atraer a la sociedad argentina que le gustan estos dramas, incluso de la presidenta. En eso tristemente también nos parecemos.

A pesar de su interés en parecerse a Evita a CFK sí le gustan los honores y tiene pensado cambiar la Constitución para estar hasta 2020. La pena de todo esto es, que el argentino como con la crisis, como con la huelga de 10 días de subte,  con CFK también ha aprendido a resignarse. CFK gana porque no tiene nada enfrente, nada que la pueda hacer perder el poder. Pasa en muchas ocasiones en política, la gente no gana porque sea bueno sino porque no tiene competencia y así gana CFK. Espero que en eso no quiera parecerse la madre patria a su pueblo hermano…

*subte: metro

*colectivero: conductor de colectivo*. Conductor de autobús

DSC_0463

Las maravillas del mundo

Al volver de Uruguay teníamos cumple, estaba predestinado que cada vez que volvía a Buenos Aires tenía sarao. Como si Buenos Aires y sus gentes me recibieran siempre al volver con una fiesta.

Inés era una de las chicas que aún me faltaba conocer, la otra Inés me la describió como una anfitriona estupenda ,o lo que los Argentinos llaman ser el asador en las fiestas, y no defraudó nada las expectativas. Probé las medias lunas rellenas, los daiquiris de frutilla ( fresa) y de durazno (melocotón) y todavía a día de hoy  recuerdo su sabor riquísimo. De hecho se me olvidó la receta, voy a tener que volver a conseguirla.

Del cumpleaños nos fuimos pronto porque al día siguiente íbamos a Mataderos, una feria de campo muy divertida en que un gaucho casi se queda sin botas por un puñado de likes en facebook. Y es que, esta nueva faceta del ser humano de aprobación social estuvo a punto de provocar una crisis diplomática. Brezo una compañera del trabajo de Inés decidió hacerse una foto a caballo y casi desnuda a un gaucho. La frase del individuo fue determinante “pero que quiere ahora, al final me pide los calzoncillos” . La espontaneidad de Brezo y la preocupación del tipo hace que la feria de Matadero provoque en mí una risa maligna.

El siguiente destino en esa semana sería encontrarme con una de las maravillas del mundo. Cuando llegué a Iguazú hacía unos 20º y una noche magnífica en la que aproveché para contratar la excursión al Parque Nacional de las Cataratas de Iguazú. A la mañana siguiente pasaron a recogerme muy temprano, en el desayuno me dan un tarro de dulce de leche que dice “dulce de leche, orgullo argentino” pero a la mañana siguiente cuando veo aquel tarrito de nuevo pienso ” Cataratas de Iguazú, orgullo argentino, sin desmerecer al dulce de leche”. Las cataratas son increíbles, absolutamente. Es difícil explicar con palabras lo que sientes de pie parado frente a la Garganta del Diablo, pero puedo contar el pensamiento que se me vino a la mente en ese momento en el creí sin lugar a dudas que tras ver esto el viaje había merecido la pena tanto como lo había soñado. Disfruto de un día más en Iguazú antes de tomar un avión de vuelta a Buenos Aires, el pueblo no merece mucho la pena pero el paseo de despedida en el que pienso que a veces en la vida uno es afortunado por estar donde quiere estar y cuando quiere estar si que mereció la pena.DSC_0452

De vuelta a Buenos Aires nuestro avión tiene que sobrevolar la ciudad 40 minutos porque no tiene pista.La gente empieza a revolotear por el avión con nervios, miro por la ventana observo las vistas y me digo ” estoy de vacaciones, que estrés ni que nada disfrutemos las visión”. Debió ser este momento “zen” que me hizo tener uno de los días más productivos. Con una buena mañana porteña, con un sol de justicia no podía hacer otra cosa que visitar el jardín japonés.

Desde allí me dirijo a una de las visitas guiadas al Cementerio de la Recoleta donde está enterrada Eva Duarte de Perón, todo un mito allá. La guía nos cuenta la historia de Lola Mora una escultora adelantada a su tiempo o una feminista en su tiempo ( no me gusta mucho el cliché pero bueno resume la historia). Y como si se tratara de una señal, quizá porque esta ciudad esta llena de señales, mientras la guía explicaba la historia de Lola Mora me saltó un mensaje de Pilar Pin que andaba en la ciudad para una conferencia y que la llamara. El título de la conferencia Mujer, crisis y liderazgo de  la Fundación Ramón Rubial Españoles en el Mundo y por supuesto allí que nos fuimos a escuchar a Pilar en su conferencia…

DSC_0450

Un sellito en el pasaporte

Cuando en 2005 viajé a Cuba de fin de carrera teníamos la broma que llenaríamos ese pasaporte de “sellitos”. Después vino Turquía y guardé tan bien ese pasaporte que tuve que hacerme uno nuevo aunque al tiempo apareció. Así que decidí guardarlo y ahora la colección de sellos va repartida que da mucho más glamour. Los expertos lo llamarían diversificación del riesgo 🙂

Así que con este sumábamos Uruguay en la lista. El viaje de ida lo pasamos levantándonos porque las chicas que teníamos al lado querían ir al baño todo el rato. Cuando llegamos a Colonia llovía sin parar así que buscamos el hostel y nos fuimos a dormir. Las compañeras de cuarto eran tan pesadas como las del buque bus pero bueno no importaba porque empezábamos la ruta y eso motivaba suficiente.

El día siguiente cruzamos Uruguay en autobús , casi 8 horas viajando hasta llegar a Punta del Diablo, un pueblo costero que en verano debe estar lleno de surferos pero en este hemisferio es invierno y afortunadamente la dueña del lugar nos esperaba con un todoterreno porque era demasiado de noche y el lugar estaba demasiado perdido.

En el intento por buscar un supermercado casi me muerde un perro. Menos mal que Inés recordó algunas indicaciones de Pat que seguí a rajatabla y la cosa se quedó en una anécdota.

Al volver al hostel tenían encendida la chimenea y una pareja brasileña bebía cerveza sin parar, animaron la noche y se lo bebieron todo. Sobra decir que cuando al día siguiente compartimos con ellos la ruta a caballo  su resaca era importante. Adoro los caballos desde la primera vez que fuí a Lugo, así que una ruta de cuatro horas a caballo era lo más que  se podía pedir. La experiencia cumplió todas las expectativas, el guía era un “tipo” muy majo que se prestó a llevar mi cámara y nos hizo lindas fotos ( parece ser que era fotógrafo.) Rosiño mi caballo era tranquilo pero obedecía razonablemente, así que al final cuando ambos nos tomamos confianza cabalgamos por la playa al trote y como imaginaba fue una pasada.

En Punta del Diablo no había mucho que hacer más que pasear por la playa y eso hicimos. A la noche de nuevo chimenea y charla con los dueños del hostel un holandés muy guapo y su novia que era argentina pero que iba de española. Entonces descubrimos que la mina* y su amiga ( que nunca supimos su papel en aquel lugar) era fans de Ismael así que tras intercambiar gustos se apresuraron a poner sus canciones ( era domingo solo quedábamos nosotras y otra pareja). Inés dijo que era una noche para enamorados o para suicidas, yo añadiría que quizá también para solitarios.DSC_0366

El siguiente destino Cabo Polonio nos amaneció lloviendo y al holandés guapo se le rompió el jeep para llevarnos, así que llegamos a la estación de bus con un poco de agua y esa fue la constante durante todo el día. Cabo Polonio es Parque Natural y por tanto su acceso es en un camión verde, que yo llamaría Made in latinoamerica. Al llegar seguía lloviendo y teniendo en cuenta que en este pueblo no hay luz y que vive muy poca gente, nuestra tarde en Cabo Polonio se pasó sentadas a la luz de las velas frente a un suculento plato de pasta. Charlando con la dueña del hostel, Camila una porteña que se había ido a vivir allí el verano anterior. Cabo Polonio es difícil de describir porque salvo ver el mar no hay nada más ( es literal) y lloviendo como llovía ni siquiera. Así que pronto a dormir, con frío y bolsa de agua caliente que Camila nos prestó muy amable.

Amaneció un día razonable en el Cabo y pude disfrutar de un placer que hace tiempo no disfrutaba, desayunar frente al mar. En este caso como casi todo en el Cabo es literal porque la playa esta a cuatro pasos del hostel. Ya podría haber sido el día anterior pero aquel día íbamos dirección Montevideo, como dijo Oli la ciudad de Benedetti. Y lo es más de lo que ella se imagina.

Montevideo es una ciudad pequeña y muy orientada a la playa, se visita rápido puesto que su casco histórico es pequeño. Existe una guía de la ciudad sobre Benedetti y teniendo en cuenta que el escritor la menciona todo en su obra, el recorrido es: Montevideo. Sin embargo gracias al recorrido conocimos a Ariel, la persona encargada de la Fundación Benedetti que fue su secretario personal. Ariel es la imagen del uruguayo que voy a recordar siempre, un tipo amable, afable, inteligente y hospitalario. Nosotras sólo queríamos saber si Benedetti tenía museo porque la visita a su lápida que es un nicho común del Ayuntamiento ( allí llamado intendencia nos sorprende mucho.) Sin embargo Ariel nos invita a pasar y sentarnos en el sofá del escritor. La Fundación esta en creación y tiene allí muchos muebles de Mario. Y nos sentamos en ese sofá a charlar del escritor, de su obra, de sus vivencias, de Europa, de España, de la dictadura en Uruguay y en general un poco de la vida…Me hubiera quedado con “cafecito” o un mate charlando con él toda la vida.

Si Montevideo se queda en mi Café de los Recuerdos por algo será por Benedetti y por aquel hostel en el que acabé viendo un partido Boca-Independiente con encuestadores de cigarrillos paraguayos y obreros de Colonia ( Uruguay) y sobre todo por como dijeron Alejandro y Ana en joda** porque allí rechacé al latinoamericano más guapo: el paraguayo. ( Nota: aquellos paraguayos de guapos nada de nada)

*mina= chica

** en joda= en broma

DSC_0372-1

El café de los Recuerdos: Parte II

El concierto fue genial, Ismael siempre en sus conciertos mezcla su música con una historia que nos cuenta. En la gira por Latinoamérica se debió dar cuenta como yo que no se podía poner tan tremendo con la crisis porque allí no era procedente. Con lo que en el segundo concierto (porque somos unas grupies y fuimos a dos) se puso menos tremendo con la situación que estábamos  viviendo en España. El argentino como para todo es muy entregado así que Ismael se marcó 4 bises al grito de “una más y no jodemos más”. Me gustó el grito, puede que lo use aquí (incluso para alguna maldad).

Al salir fuimos con Isa y Edu a Guerrin una pizzería muy típica en Corrientes, charlamos de nuevo de CFK y yo les hago a los tres una inocente pregunta: “pero la gente la vota…como me lo explicáis”. Edu que es un cielo me mira, me sonríe y me dice con su acento argentino ” pues ya me dirás, lo que les pasa a ustedes con Rajoy” y me echo a reír. Lleva razón, ni que en España pudiéramos hablar mucho. En el disco duro apunto una nota mental: importante siempre mirar la paja del ojo de uno antes que la del ajeno.

Así, nos plantamos en la primera semana y llegó la hora de hacer turismo. La primera persona que recordé al salir del portal fue a mi hermana creo que le hubiera encantado estar allá. Me tomé los primeros días con relajo y establecí rutinas que creo que voy a echar de menos en España. Obligado dos medialunas para desayunar, las medialunas argentinas están buenísimas han sido todo un descubrimiento. Necesitaba las medialunas power para empezar la mañana, así disfrutaba más de Buenos Aires.

En mi primera conversación por whatsap con Madrid dije algo así como que Buenos Aires y Madrid se parecían demasiado. Quizá porque les hemos vendido todo lo que íbamos jubilando. Muchos de los colectivos* eran de la empresa Ugarte como los de la ruta de mi colegio. Los vagones de subte* se parecían a algunos de los vagones antiguos que quedan en Metro de Madrid. Aunque cuando llegué el subte llevaba 10 días de huelga y fue después de volver de Uruguay cuando los conocí por primera vez. Pensé que en Madrid eso sería un caos tremendo pero otra vez este país me demostró que a todo se acostumbre el ser humano. Mi primera semana me sirvió de adaptación, teniendo en cuenta que siempre he tenido problemas con la espacialidad y la orientación porque los mapas y yo no nos llevamos, creo que ambas necesitábamos aprender a querernos y teníamos el tiempo suficiente como para consentirnos el caprichazo.

Ese miércoles conocía a Alejandro y fuimos al Paseo La Plaza ( os contaré después sobre este lugar), descubrí que es una picada que no tiene nada que ver con insectos ni con una señora que se enfada mucho sino con lo que para nosotros sería ir de tapas. Alejandro me preguntó porque quería venir de vacaciones a este país, me sorprende que alguien quiera venir aquí -me dijo. Le contesté que tenía ganas de conocerlo, pero no le conté que era una de mis ilusiones estar allí porque capaz que no lo entendía ( o tal vez sí…)

En esa primera semana Pza Italia, a la que me tiré llamando Pza Francia hasta casi el final del viaje, Palermo, Recoleta, Museo de Bellas Artes, La Flor generalis ( o flor de hojalata), Callao, Corrientes. Iba tomando confianza a la ciudad pasito de tango a pasito de tango que son los pasos con los que tienes que querer a Argentina. Así que entre cafe con medialunas a cada rato entramos en la confitería Ideal para probar con una “clasecita” de tango. La clase divertida, el lugar lleno de sesentones apasionados del tango que daban vueltas como una peonza, canción tras canción.

El viernes preparamos mochila, con el orgullo de que como dice la canción he aprendido hacer maletas y a comer sola, será tal vez  que me voy haciendo mayor. En la estación  nos esperaba el buque bus y nuestro próximo destino: Uruguay. A vosotros el próximo post :Un sellito más en el pasaporte…

*colectivo : autobús 

* subte: metro

El café de los Recuerdos. Parte I

Desde casi un mes antes de mi partida para Buenos Aires ” Mañana porteña en Madrid” de Ismael Serrano sonaba todas las mañanas. Como me gusta a mí hacer sonar las canciones, desgastándolas, suenan una y otra vez hasta que me canso y entonces cambio de canción. Los diez primeros acordes de aquella canción estaban tan bien unidos que animaban el espíritu. Esa sintonía nos llevó hasta el Aeropuerto de Barajas en el que tengo la extraña sensación de sentirme como en casa. Sí lo sé, igual no suena muy bien pero quizá estar trabajando cinco años allí ha dejado en mí un sentir de “no extraño” que me hace recordar historias vividas y el tiempo pasa más rápido.

En el pasillo de embarque un cartel que decía El futuro esta lleno de oportunidades me hizo aproximarme a la puerta del avión con una media sonrisa. En el asiento últimos whatsap de despedida, prometiendo seguir las batallas y más…en un mes. Pero  aquel avión no arrancaba y entonces nos dijo el comandante que se lo llevaba a talleres , un fallo en el sistema eléctrico. Nos aseguró que no tenía importancia pero no podíamos salir. Dos horas nos llevó el asunto y…próximo destino BUENOS AIRES.

El aeropuerto de Ezeiza es más pequeño de lo que pensaba y me apresuro a buscar al empresa de transfer, de pronto me dí cuenta que no había avisado a Inés del retraso. Oh!! llevaba dos horas esperándome…( afortunadamente mi hermana estuvo más rápida y se lo dijo)

Plaza de Mayo y Casa Rosada las primeras paradas. Aquella noche cumpleaños de Flo con unas empanadas caseras riquísimas. Esa fiesta la recordaré por el frío, creo que después me acostumbre pero ese día llovía mucho y yo tenía mucho frío, quizá porque venía de los 40ºC madrileños y mi cuerpo se tenía que acostumbrar al invierno y al nuevo horario.

Inés había comentado que vendría con jamón y lomo ibérico y haría una comida en su casa con Ana, Clara, Vero y Marien pero la señora del aeropuerto decidió que mi jamón y mi lomo podrían envenenar argentinos y me fue decomisado. A mi me molestó pero creo que a las chicas les dolió más, se habían hecho a la idea del fiambre español. Tuvimos que reconvertir la comida con empanadas argentinas y algún resto de lo que trajeron los padres de Inés. A pesar de faltar el fiambre la tarde fue divertida. Vero y Marien son muy buena onda y se les nota que les gusta España, cada vez que la menciono sueltan un pequeño suspiro inconsciente.Clara es una tía tranquila, con la mirada limpia y que desprende felicidad. Ana tiene un toque reivindicativo que me encanta, se trae toda una guerra con los operadores de Claro (compañía de telefonía móvil). Me meto un poco con ella, pero sé que en el fondo tiene razón y que nos engañan como quieren. De hecho, todos deberíamos mantener cruzadas con determinadas compañías, quizá así dejarían de tomarnos el pelo.

Hablamos de todo: del próximo viaje a Uruguay, de su viaje a España, del problema con las divisas que tiene por la política económica de Cristina Fernández de Kirchner ( en adelante CFK). Esta es la primera vez que escucho hablar de CFK pero no será la última (incluso haremos un post sobre ella). Me preguntan por España y la crisis y me pongo tremenda, Ana y Clara esbozan una media sonrisa y me dicen con cariño que no tenemos ni idea de crisis. Ellos viven en una crisis permanente y siguen para adelante. Piensan que estamos siendo excesivamente agoreros. Con la sonrisa de las chicas entendí que hablar aquí de crisis es casi como un insulto. Y que lo bueno de las crisis es el provecho que se pueda sacar de ellas y como se consiga agudizar el ingenio. Las chicas me dicen que en Argentina viven en crisis permanente y que aún no se han recuperado. A partir de ese día tuve cuidado con mis manifestaciones sobre la crisis europea ( así la llaman en los noticieros, incluso le dedican un espacio)

Se fueron las chicas y nos preparamos para el concierto de Ismael Serrano, dirección al Rex en Corrientes nos encontramos con Isa y Edu en una cafetería. Ella tomaba chocotorta (tarta típica echa de galletas de chocolate, dulce de leche y queso). Isa esta enamorada de esta ciudad, entiendo que porque allí ha encontrado mucho  más que la ciudad para enamorarse, además es la persona más hospitalaria que conozco y enseguida me ofrece. Me apresuro a probar la tarta que tanto impresionó a Anita a pesar de que no me gusta nada el dulce. Y sigue sin gustarme pero en este país he descubierto que o me hago mayor o tienen buenos dulces y es imposible no comerlos, creo sinceramente que es lo segundo.

Entramos en el concierto y la escenografía es la barra de un bar. No puedo dejar de pensar que como en el vídeo se trata de Libertad 8,pero el lugar se llama El Café de los Recuerdos y me gusta el nombre porque a lo lardo de mi viaje descubriré que Buenos Aires es ese Café de los Recuerdos con medialunas de manteca. Algunos pensarán que si Buenos Aires debe recordarse por algo sería por el mate, pero no, mi Buenos Aires sabe a café con medialunas a cada rato y es en ese Café en el de los Recuerdos que Ismael puso sobre el escenario donde guardaré también los míos.

La libertad en el nº8

En ocasiones las casualidades existen aunque no siempre seamos capaces de creer en ellas.La casualidad decía que tenía que ir a la vaquería de Libertad 8. La antigua vaquería se ha convertido en un lugar que te envuelve y te transporta. Dice su web que cuando se convirtió en taberna se reunían los militantes de los partidos y sindicatos a respirar y beber los aires de libertad que traían los visitantes de los diversos países europeos. En la clandestinidad fue una de las secciones del PCE.

La sensación al entrar en este café, que podría ser simplemente uno más de los tantos que alberga mi querida Chueca ( hablaremos de ella otro día), es acojedora. Da la sensación que todos los que han pasado por allí han dejado su esencia, su olor y sus emociones pegadas en las paredes.

 A Libertad 8 llegué de la mano de Luis Ramiro empujada por Daniel Serrano que escribe unas líneas mucho más poéticas que yo sobre este lugar en su libro #papacuentameotravez, un análisis pasional del movimiento 15 M  (del que igual también hablamos otro día). Luis Ramiro hizo un concierto maravilloso en las paredes de libertad 8. Entre los dos, me descubrieron este café tan maravilloso, lugar de encuentro y de revoluciones. Montar una revolución en Libertad 8 puede ser quizá la garantía de que los sueños se cumplen…

El espacio del escenario es pequeño, parece que cada canción se ha comido un trocito de aquel pequeño lugar. Con su piano al fondo, cuando observas aquel instrumento tienes la sensación de que sus teclas blancas y negras han guardado la emoción de los grandes: Sabina, Luis Eduardo, Ismael…y tantos otros. Los nuevos cantautores se convierten en músicos que venden millones de copias con la suerte de los que alguna vez pasaron por allí.

Libertad 8 es espacio de encuentro, de emociones.El lugar me transmitió bueno rollo y buenas sensaciones. Será porque allí se han propuesto que sea así. Se han propuesto apoyar a los creadores ( de relatos, de poemas, de cuentos, de música). Se han propuesto que el local te atrape y como dice Daniel Serrano se han propuesto que sea nuestro cuartel general.Nuestro lugar para soñar…

El ser humano lleva mucho tiempo buscando la libertad y queriendo sentirse libre. Puede que yo me conforme con la que se respira en el número 8 con un buen ron, buena música y buena compañía…

Gracias pétalos de las rosas socialistas

Siempre creí que el día de la noticia del fin de la violencia en Euskadi tendría por lo menos 90 años, si es que en algún momento pensé que llegaría a verlo. Pensé que estaría sentada en mi sofá con una mantita y escuchando música, porque seguramente para entonces ya no sería capaz de leer. Pero no, era 20 de octubre y estaba sellando lotería. Estaba en mi agrupación sellando lotería y llegaban compañeros con la noticia absolutamente emocionados.

De repente , allí sentada pensé en los compañeros de Euskadi y comenté en alto “no puedo imaginarme lo que debe estar pasando en una agrupación como esta en Euskadi. Como se deben sentir los compañeros de Euskadi. Yo si fuera uno de ellos lloraría”.

Pues bien, hoy he llorado y mucho viendo el mitin de San Sebastián.He llorado mucho y he deseado estar allí para abrazar a esos compañeros que siempre nos han enseñado al resto el orgullo socialista. Ellos que nunca han flaqueado, ellos que se han tragado esas lágrimas para seguir adelante, ellos que jamás se han rendido, que han luchado ante la adversidades. Ellos nos han enseñado al resto la honradez y la determinación de un socialista.

En el mitín de hoyPatxi López les decía entre lágrimas “quiero deciros que no hay ningún secretario general que pueda tener el orgullo que yo tengo de los militantes de mi partido”. Entre lágrimas os digo que todos los socialistas vascos sois el orgullo de todos, el ejemplo de todos.

Gracias, muchas gracias compañeros os debemos muchas cosas, muchas más de las que vosotros creeis. Sois los pétalos que hacen florecer todos los días miles de rosas socialistas. Simplemente gracias.

 

Vivir no es despedirse

En los últimos años he despedido mucha gente que se ha ido lejos a buscarse la vida. Se fue a vivir y a buscar su suerte. Soy de la gente que piensa que estar lejos físicamente no significa nada. Es cierto, que ves menos a la persona pero a mí siempre me queda la alegría de que sé que esta persona esta buscando su felicidad.

Hoy, mi hermana ha decidido emprender una nueva etapa en su vida. Lleva billete de ida pero no ha comprado la vuelta. La voy a echar mucho de menos, eso esta claro, pero sé que vivir es lo que tiene emprender nuevos retos y eso a veces implica dejar atrás algunas personas. Es un día de emociones encontradas, un día de huracán de sentimientos, un día en el que VIVIR se escribe con mayúsculas.

Espero que disfrutes de tu nueva vida, que disfrutes del amor ( siempre es valiente intentar luchar por él), que vuelvas pronto (muy pronto) a ser posible, que aprendas mucho la vida siempre tiene mucho que enseñarnos y sobre todo no te olvides de VIVIR Y SER FELIZ. Estaré aquí para disfrutar de los éxitos. 

En unas semanas volveré a despedirme y volveré a poner la felicidad de la gente que quiero por encima de un sentimiento egoísta de pertenencia y de estar junto a ellos en el día a día. Los echaré más de menos si cabe, pero seguro que yo también aprenderé a VIVIR y a disfrutar más de los recuerdos, de los momentos que volvamos a pasar juntas, o de un mail, una sonrisa, un gesto o un mensaje en clave del Facebook sólo para nosotras.

El amor y la amistad ganan siempre la batalla a los kilómetros. Pequeña, sé feliz y disfruta.La vida es demasiado corta para pensar en otras cosas que no sean estas. Y no olvides nunca llevarte magdalenas para desayunar.

Como dicen los peregrinos que van hacia Santiago “ buen camino, hermana”.

« Older entries